Serum Corporal

Si buscas un serum corporal que se adapte a tu tipo de piel para cuidarla y protegerla, has llegado al sitio correcto. Aquí tienes los mejores productos fabricados por Bioeffect para conseguir resultados en el menor tiempo posible. Con ellos podrás empezar a trabajar en una rutina para el cuidado de tu piel de la forma adecuada. Te recomendamos que leas detenidamente las especificaciones de cada producto para así aprender a sacarle el máximo partido y combinarlo correctamente con otros productos Bioeffect.

Elegir el Serum Corporal que mejor funciona para tu tipo de piel

Ya sea que se trate de piel seca, sensible, grasa o de una combinación mercurial de las tres, los sueros son un paso esencial en cualquier régimen. "Todos los tipos de piel pueden usarlos", dice Margo Marrone, la fundadora de la Farmacia Orgánica y una farmacéutica homeopática con sede en Londres. "Los serums corporales pueden ser tus mejores amigos para cuidar de la forma correcta de tu piel".

Los ingredientes activos concentrados combinados en los serums corporales de Bioeffect, cuentan con una textura ligera y sedosa hacen que nuestros serums sean adecuados para tratar una gran variedad de problemas. "Si te preocupa la textura, la falta de brillo o las manchas oscuras, te aconsejo que empieces con los sueros", dice Tata Harper, el fundador de Tata Harper Skincare en Vermont. "Aplicar un serum dos veces al día es útil para la mayoría de los tipos de piel".

Un serum corporal funciona mejor cuando se aplica a la piel antes de la crema o el aceite para la cara. "Los sueros no tienen una base de lípidos como las cremas hidratantes, por lo que no tienden a exacerbar la piel grasa", dice la Dra. Barbara Sturm, doctora en estética, y fundadora de la Dra. Barbara Sturm Molecular Cosmetics y de la Clínica Dr. Barbara Sturm en Düsseldorf, Alemania. "Y porque humectan, son buenos para la piel seca y a menudo también funcionan para la piel sensible".

No importa el serum que hayas elegido, alísalo después de lavarte la cara, con la piel recién lavada y ligeramente húmeda es más absorbente. Un pequeño toque llega muy lejos en la mayoría de los casos. Tu piel debería hidratarse absorviendo el serum de forma inmediata. Si necesitas más hidratación, humedécelo a continuación (la piel grasa puede no necesitarlo). Los serums para el cuerpo funcionan perfectamente por la mañana, por la noche o en ambos casos. Si te aplicas uno por el día, no olvides el protector solar limpio y mineral para una rutina verdaderamente eficaz.